Juan Luis Ruiz, PSC, Vilanova i la Geltrú

El presupuesto municipal de Vilanova i la Geltrú para 2023, presentado por el gobierno de ERC y Junts, pudo aprobarse el pasado lunes 19 de diciembre en el Pleno del Ayuntamiento gracias a la abstención del PSC, ya que los otros partidos de la oposición (CUP, Ciudadanos y Som VNG), votaron en contra. Al día siguiente, Juan Luis Ruiz, candidato del PSC a la alcaldía, respondió a las preguntas de Vilanova.blog sobre los motivos de esta decisión.

En los anteriores presupuestos anuales presentados por el gobierno municipal de la alcaldesa Olga Arnau, el PSC votó en contra. ¿Qué habría pasado si los siete concejales socialistas hubiesen votado en contra otra vez? ¿Se habría prorrogado automáticamente el presupuesto antiguo de 2022?

Sí, pero hay una previa importante: antes de que el Presupuesto se llevara a votación en el Pleno del Ayuntamiento, nosotros tuvimos un proceso de negociación con el gobierno municipal.

¿Y si el gobierno municipal no les hubiera hecho caso, como ha sucedido otras veces?

Pues entonces habríamos votado en contra. Habría sido un fracaso del gobierno municipal y una situación muy complicada para la ciudad. Habríamos tenido unos presupuestos prorrogados, irreales del todo ante las necesidades y compromisos que tiene el Ayuntamiento de cara a 2023. Tarde o temprano se habría tenido que poner alguna solución.

¿Tan malo es que el Ayuntamiento funcione con un presupuesto prorrogado?

En este caso sí, por diferentes motivos. Por ejemplo el capítulo de gastos de personal ya aumentaba de manera automática debido a que los presupuestos generales del Estado han aprobado un incremento salarial del 1,5% para todos los funcionarios públicos. Eso quiere decir que ese gasto automáticamente se incrementa y necesitas una partida presupuestaria para hacerle frente.

Segundo motivo: el aumento de los costes de la energía, materias primas etc, tambien tiene un impacto muy importante en las cuentas municipales.

Tercero: las aportaciones que hacían determinadas administraciones públicas gobernadas por los socialistas, como puede ser el Gobierno central y la Diputación de Barcelona, no estarían contempladas en este presupuesto. Es decir, no estarían incorporados los dos millones de euros para la reforma del edificio Calderes; ni los 800.000 euros también procedentes del Estado para la reforma integral de la biblioteca Armand Cardona; ni el millón y medio de euros de la Diputación de Barcelona que de manera extra esta institución aportará al presupuesto de Vilanova para la mejora del alumbrado público.

Cuarto: el refuerzo de la recogida de basuras que nosotros hemos pedido por activa y por pasiva tampoco se habría podido llevar a cabo en 2023, al no estar aprobado en el presupuesto.


PRESENTACIÓN DE LA CANDIDATURA DE JUAN LUIS RUIZ EL PASADO 15 DE NOVIEMBRE


¿Sin un nuevo presupuesto, nada de eso hubiera sido posible?

Tal cual. No tenía ningún sentido que en este contexto (aumento de gastos de personal, aportaciones económicas que deben llegar de otras administraciones, etc) Vilanova i la Geltrú no hubiese tenido presupuesto. Por mucho que el Gobierno del Estado te otorgue dos millones de euros para un proyecto determinado, si no lo tienes presupuestado, el interventor del Ayuntamiento no te dejará ejecutarlos. En todo caso, nosotros no hemos variado nuestra actitud durante los últimos tres años.

¿A qué se refiere?

Nosotros siempre hemos presentado propuestas a los diferentes proyectos de presupuestos que el gobierno municipal había presentado hasta ahora. Siempre. La diferencia es que cuando el gobierno tenía mayoría absoluta nunca había atendido ninguna de nuestras propuestas. Curiosamente, propuestas nuestras que según ellos eran “del todo imposibles” y que calificaban de “demagógicas” están incorporadas ahora en el presupuesto de 2023 fruto del acuerdo al que hemos llegado con el gobierno municipal.

¿Puede poner ejemplos?

El primero es el refuerzo de la recogida de basuras, valorado en 700.000 euros (el coste total del servicio será de 4,1 millones €). Hasta ahora el gobierno municipal decía que esto era imposible porque había vencido el contrato con la empresa concesionaria y que estábamos en una situación de prórroga forzosa. Era mentira. Mentira. Nosotros sabíamos que esto sí era posible. Lo que pasa es que el gobierno municipal en realidad lo que quería era imponer el sistema de recogida de basuras puerta a puerta, que el servicio actual se degradase, para poder justificar el cambio de modelo de recogida. Sin embargo el sistema puerta a puerta ha fracasado incluso en el proceso de licitación.


“Hace un mes, el gobierno municipal nos dijo que su proyecto pasa por la recogida de basuras puerta a puerta y que quieren aprobarla antes de las elecciones”


Usted ha dicho por Twitter que el gobierno municipal intentará de nuevo aprobar el modelo de recogida de basuras puerta a puerta antes de las elecciones de mayo de 2023. ¿Puede comentar algo más sobre este asunto?

Hace un mes, el gobierno municipal reunió a todos los grupos municipales y nos dijo que su proyecto pasaba por la recogida de basuras puerta a puerta y que, por tanto, ellos querían volver a llevar a votación en el Pleno este proyecto, antes de las próximas elecciones de mayo. El gobierno municipal también se reunió con el Gremio de Hostelería de Vilanova, la asociación Viu Comerç y con las asociaciones de vecinos y les dijo exactamente lo mismo.

¿Pero ya tendrían suficientes votos para aprobar la nueva recogida de basuras puerta a puerta, teniendo en cuenta que el actual gobierno de ERC y Junts ahora solo suma diez concejales en un Pleno formado por 25 regidores?

La CUP y Som VNG, en la reunión en la que estábamos todos los grupos, les dijeron que ellos darían apoyo a esta propuesta. A nosotros nos parece una irresponsabilidad que a pocos meses de las elecciones municipales tiren adelante una licitación de estas características.

Imaginemos que en las elecciones municipales del domingo 28 de mayo de 2023 el PSC gana las elecciones en Vilanova i la Geltrú y que en junio usted es elegido alcalde. ¿Se podría encontrar entonces con un nuevo contrato de recogida de basuras puerta a puerta heredado del anterior gobierno?

Debido a los plazos que se requieren, veo complicado que ese nuevo contrato tuviera suficiente tiempo para ser implantado. Si nosotros tenemos capacidad lo pararemos. Ese nuevo contrato del puerta a puerta tendría que aprobarse, licitarse, adjudicarse, la empresa adjudicataria tiene unos meses determinados para comprar la maquinaria, etc. por tanto en la medida que sea posible nosotros pararíamos ese proceso, porque nos parece completamente fuera de lugar implantar el sistema puerta a puerta en toda la ciudad. No tiene sentido. Nuestro modelo es otro.

¿Qué modelo defiende el PSC para la recogida de basuras en Vilanova i la Geltrú?

El mismo que han aplicado en Mataró y Reus. Estas ciudades han desplegado un sistema de recogida de basuras adaptado a cada entorno urbano de su ciudad y han hecho una apuesta clara por la mejora de las frecuencias, ampliando el personal, aumentando los recursos, fomentando el reciclaje y también han puesto en marcha alguna prueba piloto en un barrio concreto del sistema puerta a puerta.

Nosotros propusimos al gobierno municipal de Vilanova i la Geltrú ir a Mataró y Reus para ver cómo funciona allí la recogida de basuras, pero nos dijeron que no porque su modelo era el puerta a puerta sí o sí. Repito: creo que es un error porque los entornos urbanos en una ciudad como Vilanova i la Geltrú son muy diferentes. No es lo mismo un entorno residencial que un barrio donde hay comercio y hostelería. Por tanto, deben tratarse de manera diferente.

En definitiva nosotros apostamos por un sistema de recogida de basuras adecuado a una ciudad de 70.000 habitantes, con diferentes entornos, donde vivimos mucho en la calle, y donde el comercio así como la restauración tienen un peso muy importante. Además, en Mataró, con un gobierno en minoría, han sido capaces de tirar adelante el nuevo sistema de recogida de basuras con una amplia mayoría, en consenso con las asociaciones de vecinos y los gremios… Esto es lo que hemos encontrado a faltar en Vilanova.

Aquí nos encontramos en la situación que estamos porque este gobierno municipal, a propósito, ha dejado morir el modelo actual para justificar e imponer su apuesta que era el modelo puerta a puerta. Desde hace cinco años la empresa de recogida de basuras no tiene contrato. Esto es algo inédito.


“El gobierno municipal quería que se generase en la ciudad una situación de dejadez en las basuras para poder justificar que la única solución posible pasaba por el modelo puerta a puerta”


¿El hecho de que el contrato con la empresa de recogida de basuras siga prorrogado de manera forzosa desde hace cinco años significa que la compañía no puede renovar por ejemplo sus camiones y material?

Esto es lo que decía el gobierno municipal pero se ve que ahora sí se puede. Claro que es posible, siempre y cuando el ayuntamiento aporte más recursos porque la empresa no tiene contrato. El contrato de recogida de basuras con la empresa Valoriza venció en 2018. Ese año se tenía que hacer un nuevo concurso. En ese momento, nosotros formábamos parte del gobierno municipal (en minoría) así que llevamos al Pleno municipal la nueva licitación, pero la oposición tumbó nuestra propuesta. Votaron en contra ERC, la CUP y Som VNG.

Al no aprobarse la nueva licitación, se entró en una situación de prórroga forzosa. Eso se puede aguantar durante un corto período de tiempo, pero no cinco años porque la maquinaria ya está completamente desfasada, los camiones a veces ni pueden salir porque están obsoletos… Así que lo repito: el actual gobierno municipal quería que se generase en la ciudad una situación de dejadez para poder justificar que la única solución posible pasaba por implantar el puerta a puerta.

Si no le importa, le continuaré preguntando acerca de las basuras porque este tema preocupa mucho a la ciudadanía. Según una reciente encuesta de la Diputación de Barcelona, los habitantes de Vilanova i la Geltrú ponen una nota de 4,4 puntos al Ayuntamiento (en una escala de 0 a 10) por cómo se gestiona la recogida de basuras en la ciudad ¿Qué opina?

Esa pésima imagen del modelo actual es lo que buscaba el gobierno municipal. ¿Pero qué ocurrió finalmente? Que el lanzamiento del modelo puerta a puerta fracasó ya en el proceso de licitación porque lo hicieron tan mal que tuvieron que pararlo. La semana antes de que finalizase la presentación de ofertas, Vilanova i la Geltrú se vio afectada por una huelga de recogida de basuras porque aquella licitación no recogía los compromisos con los trabajadores, no se presentó ninguna empresa hasta la semana antes porque evidentemente no salían las cifras que el gobierno municipal había puesto en la licitación… Y el gobierno municipal al final vio que aquello no se aguantaba.

Volviendo al presupuesto de Vilanova i la Geltrú para 2023 cuya aprobación el PSC facilitó el pasado lunes absteniéndose en la votación, usted comentó en el Pleno del pasado lunes que este presupuesto será gestionado por dos gobiernos municipales, teniendo en cuenta que el 28 de mayo se celebran elecciones. ¿De algún modo el PSC prepara el terreno por si gana las elecciones?

Nosotros aspiramos a gobernar la ciudad a partir del mes de junio, fruto de las próximas elecciones, y, por tanto, también queríamos incidir en el presupuesto de 2023 en la medida que fuese posible, para no encontrarnos con un presupuesto prorrogado, irreal y con las complicaciones que esto tiene. En este contexto, el gobierno municipal aceptó la mayoría de propuestas que les presentamos durante la negociación del presupuesto, que se prolongó durante 20 días.

Si después de las elecciones del 28 de mayo usted logra ser elegido alcalde de Vilanova i la Geltrú ¿cuáles serían sus prioridades en los primeros 100 días de mandato?

En primer lugar, solucionar de una manera definitiva el tema de la recogida de basuras. Esto quiere decir reforzar realmente el servicio de recogida e iniciar el proceso de una nueva licitación adecuada a la realidad de Vilanova i la Geltrú.

Otra prioridad es parar todos los proyectos relacionados con la movilidad que ha impulsado el actual gobierno municipal. Pararíamos esos proyectos para repensar la movilidad en la ciudad, abriendo un debate sobre cuál ha de ser nuestro modelo, para que haya el máximo consenso posible a la hora de elaborar un nuevo plan de movilidad urbana sostenible. De hecho ese plan ya existía, pero el actual gobierno municipal de forma unilateral se lo cargó. Mi compromiso es que la ronda Ibérica vuelva a ser la ronda que era antes.

También sería prioritario solucionar los conflictos laborales que actualmente tiene el gobierno municipal en los diferentes servicios: AISSA (organismo municipal de Asistencia Integral Social y Sanitaria), jardinería, recogida de basuras y limpieza viaria, porque estamos hablando de compromisos adquiridos por el propio Ayuntamiento y a los que se debe dar respuesta.

Tiene muchos retos por delante. ¿Con qué equipo contará? ¿Puede avanzar algo sobre la lista electoral del PSC?

Estoy contento con la candidatura que estamos trabajando. En las primeras posiciones habrá gente que conoce muy bien la ciudad y el funcionamiento del Ayuntamiento, muy competentes a nivel profesional, que han tenido responsabilidades en diferentes gobiernos municipales, a las que se sumarán otras personas que aportarán su experiencia al gobierno.


“Si ERC, Junts y CUP vuelven a sumar 13 concejales en las próximas elecciones de mayo, estoy bastante convencido de que volverán a pactar para dar la alcaldía a Olga Arnau”


De todos modos, imagino que conseguir 13 concejales, que son los que dan la mayoría en un Ayuntamiento de 25 regidores, será complicado…

Sí, pero no imposible. Nosotros aspiramos a sacar el mejor resultado posible y poder liderar el gobierno de la ciudad. Si no obtenemos los 13 concejales, tampoco cerramos las puertas a buscar acuerdos con aquellas formaciones que quieran poner los intereses de la ciudad por delante de cualquier otro. Excepto con la ultraderecha Vox, nos sentaríamos con todos para pactar una hoja de ruta para Vilanova i la Geltrú.

¿Qué otros escenarios ve probables el día después de las elecciones del 28 de mayo?

Si las tres formaciones políticas (ERC, Junts y CUP) que en 2019 se pusieron de acuerdo para formar gobierno municipal, volvieran a sumar 13 concejales el próximo mayo, estoy bastante convencido de que volverán a pactar entre ellas para dar la alcaldía a ERC, aunque esta vez la CUP no se integre en el gobierno y prefiera quedarse en la oposición.