Política

¿Qué pasará en el Ayuntamiento tras perder el gobierno la mayoría absoluta? Hablan los partidos de la oposición

A menos de un año para las elecciones municipales, los concejales de PSC, Ciudadanos y Som VNG no van a dar tregua al equipo de gobierno encabezado por la alcaldesa Olga Arnau
Vilanova I La Geltrú, Plaça de la Vila. Ajuntament.
Vilanova I la Geltrú
23 de junio, 2022

A menos de un año de las elecciones municipales, los tres partidos que durante esta legislatura han estado en la oposición (PSC, Ciudadanos y Som VNG) no van a dar tregua al equipo de gobierno local encabezado por la alcaldesa Olga Arnau, que ha perdido la mayoría absoluta. A nivel político, los próximos meses van a ser especialmente intensos en el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.

PSC: «Continuaremos haciendo el mismo tipo de oposición»

El PSC es el partido con más concejales en la oposición (7 regidores) y según explica su jefe de filas, Juan Luis Ruiz, «nosotros no modificaremos nada de nuestro estilo de hacer oposición».

«Creemos que hemos hecho una oposición útil, constructiva. Hemos presentado propuestas, siempre, a todos los presupuestos, ordenanzas, tasas, etc, y hasta ahora el gobierno municipal nunca, nunca, las ha atendido, ni tan solo las ha contestado”, indica. 

Juan Luis Ruiz, concejal del PSC en el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.

«Será el gobierno municipal quien tenga que modificar su actitud, que hasta ahora ha sido la de imponer su mayoría absoluta»

Juan Luis Ruiz

“También hemos hecho una oposición crítica en relación con todo aquello que nos parecía que no se estaba haciendo bien. Continuaremos haciendo, por tanto, exactamente el mismo tipo de oposición», reitera.

¿Y qué pasará cuando se tengan que aprobar en el Pleno Municipal inversiones millonarias como la licitación de la recogida de basuras puerta a puerta, el proyecto estrella del tripartito de este mandato? El PSC incluso presentó un recurso en contra, que fue desestimado meses después.

«Si el gobierno municipal lleva al Pleno la licitación de la recogida de basuras puerta a puerta, nosotros -siendo coherentes- continuaremos votando lo que hemos votado hasta ahora. En consecuencia, no modificaremos nuestro criterio por el hecho de que el gobierno esté en mayoría o minoría», dice Juan Luis Ruiz.

En cualquier caso, añade, hasta ahora el gobierno municipal tampoco se ha acercado al grupo del PSC para que le apoye en este proyecto. «De hecho, de la licitación del puerta a puerta no sabemos nada y desconocemos cuál es la voluntad del gobierno municipal«, dice,

Recapitulando, «seguiremos desarrollando una oposición útil, constructiva, presentando propuestas y siendo críticos hacia todo aquello que consideremos que no se está haciendo bien».

«En todo caso, será el gobierno municipal quien tenga que modificar su actitud, que hasta ahora ha sido la de imponer su mayoría absoluta”, concluye Juan Luis Ruiz 

Así se distribuirán los 25 concejales en el Pleno Municipal de Vilanova i la Geltrú a partir del mes de julio de 2022, una vez el nuevo concejal de la CUP tome posesión de su cargo. En la oposición estarán PSC (7 concejales), Ciudadanos (3), Som VNG (2) y CUP (1), mientras que el gobierno seguirá formado por ERC (7), Junts (3) y no adscritos (2).

Ciudadanos: «Es lo mejor que le podía pasar a Vilanova i la Geltrú»

Hemos preguntado también a Ciudadanos (partido que cuenta con tres concejales en el Pleno del Ayuntamiento), qué consecuencias comportará la pérdida de mayoría absoluta del gobierno municipal.

«Creo que es lo mejor que le podía pasar a Vilanova i la Geltrú», responde Erika Quintero, quien volverá a liderar la lista de Ciudadanos en las elecciones municipales de 2023.

La pérdida de la mayoría absoluta, dice Quintero, «supondrá que el gobierno municipal se debilita y ha llegado el fin de las políticas de la imposición«.

En este sentido, añade, el gobierno de la alcaldesa Olga Arnau «deberá buscar el consenso entre los partidos de la oposición, algo que nosotros hemos demandado desde el inicio del mandato, pues hay temas muy transversales que afectan a toda la ciudadanía, independientemente del color político», añade Erika Quintero. 

La búsqueda de este consenso, indica la jefa de filas de Cs, «supone una mejora en la calidad de las decisiones que pasen por el Pleno, no siendo así en las cuestiones que se acuerdan mediante las competencias delegadas en la junta de gobierno local, como por ejemplo pasa con los contratos menores». 

Erika Quintero, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.

«En este último año de mandato ha empezado una carrera entre los partidos para poner en el centro a los ciudadanos y a la ciudad. Pero nosotros lo llevamos haciendo desde principios del mandato»

Erika Quintero

¿Y qué tipo de oposición plantea ejercer Ciudadanos en el último año de legislatura?

«Nuestra intención es seguir haciendo política municipal tal y como lo hemos hecho hasta el momento, con mociones de índole municipal, dando voz a todos los ciudadanos y entidades silenciados durante estos tres años. Y desde la responsabilidad, intentando aportar ideas y soluciones para solventar incidencias y carencias que tiene la ciudad», dice Erika Quintero. 

«Otros partidos no pueden decir lo mismo y en este último año parece que ha empezado una carrera de fondo para demostrar que ahora sí se va a poner en el centro a las personas o mejor dicho, a los ciudadanos y a la ciudad. Pero nosotros podemos estar muy orgullosos de que eso lo llevamos haciendo desde principios del mandato», concluye la concejal de Ciudadanos.

Som VNG: «No creemos que cambie demasiado el escenario»

Som VNG (dos concejales) también ha estado en la oposición municipal desde el principio de esta legislatura en 2019 y en opinión del concejal Juanma Rodríguez, «el contexto político no va a cambiar si no cambian las políticas, y no parece que estén dispuestos a hacerlo», dice en referencia a los integrantes del gobierno municipal (formado por ERC, Junts y exCUP).

«Si quieren seguir haciendo lo mismo, ya saben que con Som VNG no pueden contar, porque no hemos venido a jugar al cambio de cromos como el resto. Tenemos un programa y unos valores, y es en función de éstos actuamos» añade Rodríguez.

Además, Som VNG cree que la pérdida de la mayoría absoluta por parte del gobierno municipal tendrá consecuencias limitadas.

«No creemos que cambie demasiado el escenario porque el gobierno municipal delegó muchas competencias a la junta de gobierno local, que no pasarán por el Pleno. Por tanto, sólo necesitan el plenario para la aprobación del presupuesto, las ordenanzas municipales y modificaciones urbanísticas», explica Juanma Rodríguez.

Incluso «en el caso de las ordenanzas y el presupuesto pueden prorrogarlos o ponerse de acuerdo con otro partido».

Respecto a la cuestión de las ordenanzas fiscales (los impuestos y tasas que regula el Ayuntamiento) «nosotros ya llevamos muchos años haciendo propuestas serias de redistribución social de las tasas y de fomento radical de la sostenibilidad, y no han querido oír hablar de ello».

Por otra parte, indica el concejal de Som, VNG, «hay que tener en cuenta también que en otras propuestas de ciudad no necesitan ni negociar, puesto que en muchos proyectos urbanísticos y de ciudad tienen el apoyo incondicional del PSC y de Cs, y sólo Som VNG muestra una oposición crítica y vota en contra».

En este sentido, pone como ejemplos de esas propuestas «la apertura de los comercios los domingos y festivos o la promoción de la ciudad centrada únicamente en el turismo. Hablamos también de las políticas de vivienda, en la que se han puesto de acuerdo para dar facilidades a los lobbies inmobiliarios y ampliar las viviendas turísticas en lugar de hacer obra pública«, lamenta Juanma Rodríguez.

Juanma Rodríguez, concejal de Som VNG en el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú.

«La gestión de la basura es una gran incógnita. Habrá que hacer presión para reivindicar los derechos laborales de la plantilla y no aceptar un calendario de ejecución hecho a toda prisa»

Juanma Rodríguez

Ahora bien, respecto a proyecto para implantar el sistema de recogida de basura puerta a puerta, «aquí sí existe una gran incógnita», apunta el consejal de Som VNG, dado que será necesario aprobar la nueva licitación y adjudicación del contrato para los próximos años.

«Desde Som VNG pedíamos la remunicipalización de este servicio y entendemos que es una gran oportunidad perdida. Habrá que hacer presión para reivindicar los derechos laborales de la plantilla y no aceptar un calendario de ejecución hecho a toda prisa en toda la ciudad. Necesitamos un sistema eficiente y sostenible adaptado a los barrios con pruebas piloto y de escucha a la ciudadanía. Es necesaria mucha pedagogía y construir el proyecto con las vecinas para no generar confusiones o falsas alarmas«, remarca Juanma Rodríguez.

En resumidas cuentas, el estilo de oposición de Som VNG para la recta final de legislatura no variará. «Seguiremos siendo una voz crítica y exigente, escuchando a las vecinas y presentando propuestas para defender los intereses de todos los barrios«, dice el concejal.

«Continuaremos trabajando para llevar al Pleno las cuestiones que preocupan a la ciudadanía, y sobre las que el gobierno no actúa, o por el contrario, empeora la situación. Acabamos de proponer la mejora del puente de Eduard Toldrà y volvemos a poner sobre la mesa la necesidad de mejorar el bus urbano en toda la ciudad. Continuaremos insistiendo día sí y día también en la necesidad de ampliar el parque de vivienda pública y asequible en Vilanova i la Geltrú», concluye Juanma Rodríguez.

ANÁLISIS


La temperatura política sube varios grados en Vilanova i la Geltrú

Queda menos de un año para las elecciones municipales de mayo 2023 y la temperatura política sube varios grados en Vilanova i la Geltrú.

Y es que después de tres años de un gobierno municipal con mayoría absoluta, las relaciones entre el equipo dirigido por la alcaldesa Olga Arnau y los tres partidos de la oposición municipal son cada vez más tensas, tal como pudimos ver en el Pleno del pasado 13 de junio. Se mantiene la cordialidad en las formas, pero el fondo es cada vez más áspero.

Por otra parte, será necesario esperar y ver qué línea seguirá la CUP en la recta final de la legislatura, una vez esta formación política haya recuperado parcialmente su representación en el Ayuntamiento, con un nuevo concejal que tomará posesión de su cargo en el Pleno del próximo 4 de julio. Lo más probable es que ese nuevo concejal no se integre en el equipo de gobierno (donde permanecen dos regidores tránsfugas de la CUP, ahora regidores no adscritos), sino que pase a las filas de la oposición municipal.

En todo caso, la tensión política en el Ayuntamiento seguramente irá a más en los próximos meses, teniendo en cuenta la presión de las elecciones a la vista .

Villanueva y Geltrú, 23 de junio de 2022