Dinero Política

El gobierno municipal ERC-Junts se pega su primer castañazo en el debate de los impuestos y tasas

Todos los partidos de la oposición votan en contra de la propuesta de nuevas ordenanzas fiscales para 2023 en Vilanova i la Geltrú

El gobierno municipal ERC-Junts, ahora en minoría, ha perdido estrepitosamente la votación donde debían aprobarse las ordenanzas fiscales (impuestos y tasas) para el año que viene. Durante el Pleno del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú de este lunes 17 de octubre, todos los partidos de la oposición (Som VNG, Ciudadanos, CUP y PSC) han votado en contra de la propuesta que había presentado el equipo de la alcaldesa Olga Arnau.

Días atrás, la concejala de Hacienda, Conxi Martínez, había anunciado que «a grandes rasgos, hay pocas modificaciones en las ordenanzas fiscales, congelamos tasas e impuestos, pero hay pequeñas variaciones».

Vilanova I la Geltrú, Ayuntamiento. Pleno Municipal 17 octubre 2022. Imagen: Canal Blau.
PLENO DEL AYUNTAMIENTO. Imagen: Canal Blau.

Entre esas variaciones se incluía una rebaja en la zona azul. Así, el coste de la hora para aparcar hubiera pasado de 1,80 € a 1,25 €, mientras que para las personas no residentes el precio habría subido ligeramente, pasando a costar 2,30 €.

Otra novedad hubiera consistido en un aumento de los años de la bonificación en el IBI para los propietarios de viviendas que realizasen inversiones de eficiencia energética. En lugar de una rebaja del 50% durante tres años, el período habría sido de cinco años.

Recibe las noticias de Vilanova blog
CONXI MARTÍNEZ (ERC), CONCEJALA DE HACIENDA.

«Estamos en contexto muy complicado, debido a la inflación y los costes energéticos», expuso la concejala de Hacienda. «Por dicho motivo llevamos a Pleno la propuesta de congelar todos los impuestos, para dar respuesta a situaciones difíciles de los ciudadanos, y a pesar de la recomendación que nos hacen desde Intervención de aplicar un aumento de impuestos para equilibrar las arcas municipales«, comentó Conxi Martínez.

Sin embargo, toda la oposición votó en contra de las nuevas ordenanzas fiscales (cada grupo político expuso diferentes motivos) de modo que la propuesta del gobierno municipal -que ahora solo cuenta con diez concejales y se encuentra en minoría– no pudo ser aprobada.

Esto significa que, al no haberse aprobado las nuevas ordenanzas fiscales para 2023, se prorrogan los mismos impuestos, tasas y bonificaciones que ha aplicado el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú en 2022. No obstante, en algunos casos el IBI subirá automáticamente.

La siguiente tabla indica el sentido de la votación y cuántos concejales tiene cada partido en el Pleno del Ayuntamiento


RESULTADOS DE LA VOTACIÓN «ORDENANZAS FISCALES 2023»

PSCEn contra7
ERCA favor7
JUNTSA favor3
CUPEn contra3
CiudadanosEn contra3
Som VNGEn contra2

Som VNG: «El gobierno no puede aumentar los impuestos al haber perdido la mayoría»

En el turno de intervenciones, el concejal de la oposición Juanma Rodríguez (Som VNG), afirmó: «La realidad es que el gobierno no puede aumentar impuestos al haber perdido la mayoría, pero tampoco ha intentado hacer una propuesta sobre la cual pudiéramos trabajar los grupos de la oposición».

«Son las mismas ordenanzas fiscales del año pasado con algunos retoques», dijo Rodríguez, recordando asimismo el encarecimiento que ha afectado la tasa de basuras durante la actual legislatura, «sin que tengamos ni la recogida puerta a puerta que prometió el gobierno ni un mejor servicio».

«Estamos pagando más para mantener el negocio de la empresa Valoriza, grupo Sacyr, que presta un servicio nefasto«, reiteró el concejal de Som VNG.

JUANMA RODRÍGUEZ (Som VNG).

Juanma Rodríguez también criticó al gobierno municipal porque en su propuesta de ordenanzas fiscales para 2023 no se ha habían actualizado las bonificaciones de manera acorde con la escalada inflacionista. «Por ejemplo, personas que cobran un salario mileurista no se pueden acoger a las bonificaciones porque no las han actualizado. El gobierno municipal nos habla de una política social redistributiva y tal, pero la realidad no es esta». 

En resumidas cuentas, añadió Juanma Rodríguez, el ayuntamiento estaría en realidad «congelando las políticas sociales».


Ciudadanos: «Han perdido una oportunidad para dar un respiro económico a los vecinos»

Por parte del grupo municipal de Ciudadanos, tomó la palabra la concejala Erika Quintero.

«Pensábamos que este año, al carecer el gobierno municipal de mayoría absoluta en el Pleno, buscarían un acercamiento con la oposición, pero se han limitado a decir que ‘No’ a nuestras propuestas y están modificando muy poca cosa», apuntó la jefa de filas de Ciudadanos. 

ERIKA QUINTERO (CIUDADANOS).

Dirigiéndose al equipo de gobierno municipal, Quintero les dijo: «Han perdido la oportunidad de dar un respiro económico real a los ciudadanos. Es cierto que las tasas quedan congeladas, pero es que venimos de tres años de fuertes incrementos, en las basuras por ejemplo, sin que haya habido un retorno, tal como sienten los vecinos». 

Además, «con el aumento del coste de la vida, podrían haber actualizado tabla de bonificaciones en todas las tasas, pero no lo han hecho. No es suficiente con congelar las tasas».


CUP: «Son necesarios mecanismos para subir la presión fiscal a grandes rentas»

Guillem Bau, uno de los nuevos concejales de la CUP en el Pleno del Ayuntamiento tras la marcha de los regidores tránsfugas, también anunció el voto contrario de su formación.

«La clase trabajadora vive una situación insostenible por asfixia económica y las Administraciones públicas deben trabajar en la redistribución de la riqueza», dijo.

En este sentido, la CUP considera que las ordenanzas fiscales para 2023 deberían haber incluido diferentes tipos del IBI en función de los usos del inmueble. También reclamó que deberían haberse subido los tipos impositivos «al máximo» para obras de nueva construcción y haberse dado más bonificaciones para rehabilitaciones de vivienda. 

GUILLEM BAU (CUP). Imagen: Canal Blau.

«Son necesarios mecanismos para subir la presión fiscal a grandes rentas y empresas», añadió el concejal de la CUP, quien manifestó además «dudas de dónde sacarán dinero para cuadrar el próximo presupuesto municipal».  

Respecto a las basuras, Guillem Bau dijo: «Dudamos que la nueva recogida puerta a puerta se implemente durante el año de ejecución de estas ordenanzas». 


PSC: «Ahora no es suficiente con congelar las tasas en año electoral»

Cerró el turno de intervenciones de la oposición el concejal Juan Luis Ruiz (PSC). «Por primera vez, el gobierno municipal afronta el debate de las tasas e impuestos sin mayoría absoluta, pero no vemos que tenga una actitud diferente«, indicó.

En ese sentido, recordó los escasos plazos de tiempo dados por el gobierno municipal a la oposición para que enviaran sus propuestas fiscales y que la respuesta a todas ellas haya sido «no».

El concejal socialista también hizo referencia a los aumentos de tasas aplicados durante los tres últimos años en Vilanova i la Geltrú: «De 97 euros a 140 euros en la basura; el aumento del 50% de la basura para comercios; los incrementos del 10% anual en el recibo agua… Así que ahora no es suficiente con congelar las tasas en año electoral».

JUAN LUIS RUIZ (PSC). Imagen: Canal Blau

En este sentido, Juan Luis Ruiz cree que habría sido necesaria una rebaja en la tasa de basuras «porque no se está aplicando el servicio de recogida puerta a puerta, que fue el principal motivo que el gobierno municipal dio para aumentar la tasa estos últimos tres años».

«También pedíamos revertir otras subidas de tasas, que se recuperase la bonificación del 5% por pronto pago de IBI… Y la respuesta del gobierno ha sido no y no».

ANÁLISIS

El presupuesto municipal para 2023 corre el riesgo de no aprobarse

El Pleno Municipal donde se debaten las ordenanzas fiscales suele preceder a otro más importante aún: el debate donde se aprueba, o no, el presupuesto anual del Ayuntamiento para el próximo ejercicio. Si en el primero se discute sobre los ingresos que el Ayuntamiento tiene previsto recaudar el año que viene a través de tasas e impuestos, en el siguiente se decide cómo se gastará ese dinero.

Sin embargo, el hecho de que todos los partidos de la oposición municipal hayan votado en contra de las ordenanzas fiscales para 2023 supone un muy mal comienzo. No solo por el resultado de la votación en sí, sino también por el tono del debate de este lunes 17 de octubre, con acusaciones muy duras entre los partidos.

Y es que según afirmó durante el pleno la concejala de Hacienda, Conxi Martínez, si las ordenanzas fiscales para 2023 no podían ser aprobadas por el voto en contra de los partidos de la oposición, «ustedes estarán perjudicando a los vecinos de Vilanova y a sus empresas. Si estas ordenanzas no tiran adelante, los ciudadanos acabarán pagando más».

Ante tal ataque directo, las respuestas que le llovieron desde la oposición fueron más contundentes aún.

«Parece como si la oposición estuviera estropeando la Navidad a los niños y niñas de Vilanova», dijo Juanma Rodríguez (Som VNG).

En opinión de Erika Quintero (Ciudadanos), el comentario de la concejala de Hacienda «es una respuesta de niño pequeño. Por responsabilidad, ustedes tendrían que haber llegado a acuerdos con la oposición. Llevamos tres años de incremento de tasas y ahora la culpa es de la oposición. A otro perro con ese hueso». 

Y según manifestó Juan Luis Ruiz (PSC), «es un ejercicio de cinismo trasladar ahora la responsabilidad a los grupos de la oposición. Ustedes no son conscientes que han perdido la mayoría absoluta. Si con esa actitud piensan afrontar la negociación presupuestaria, allá ustedes». 

Ver también la noticia sobre el incremento fiscal que se aprobó hace un año en Vilanova i la Geltrú, en octubre de 2021, cuando el gobierno municipal tenía mayoría absoluta con 13 concejales: