El Ayuntamiento se carga la ronda Ibèrica de un plumazo

La vía pierde dos carriles, que pasan a ser plazas de aparcamiento, y se convierte en una calle más de Vilanova i la Geltrú