Los bares y restaurantes de Vilanova, decepcionados con el Ayuntamiento

20 de mayo de 2020

Tras la reunión mantenida el 19 de mayo entre representantes del Gremio de Hostelería con los representantes del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú, la asociación que defiende los intereses de bares y restaurantes de la ciudad “lamenta comunicar que no hemos conseguido las medidas que consideramos necesarias para reactivar nuestro sector, a consecuencia de la crisis COVID-19”. Con el siguiente comunicado, la entidad quiere “dejar claro” a la ciudadanía cuál es la posición del Gremio al respecto.

COMUNICADO DEL GREMI D’HOSTALERIA DE VILANOVA I LA GELTRÚ

Desde el Gremio de Hostelería de Vilanova i la Geltrú y comarca queremos manifestar sorpresa y decepción que nos han causado las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Vilanova ante el reto económico de reconstruir un tejido empresarial como el de nuestro sector, muy castigado por los efectos del COVID-19. Desde los inicios de esta situación sobrevenida hemos mantenido contactos con el Ayuntamiento y vemos cómo, finalmente, esto ha servido de poco, ya que puntos importantes que pedíamos nos los han desestimado.

Somos un sector económico especialmente castigado por la crisis, ya que hemos tenido que cerrar nuestros establecimientos para ayudar a afrontar la pandemia, pero hemos tenido que hacer frente a gastos fijos y variables de nuestros negocios.

Situación de gravedad extraordinaria

Ante todo esto, el Gremio pedía medidas claras y concretas que el Ayuntamiento no nos ha concedido. Nos referimos a la exención del IBI, ocupación de vía pública y basura, así como el retorno a los antiguos horarios de terrazas, reducidos hace un tiempo.

La extraordinaria gravedad de la situación justifica sobradamente nuestras peticiones, por lo que queremos exponer que no se trata de demandas caprichosas, sino ajustadas a hechos como los siguientes:

  • Algunos establecimientos han podido abrir (sólo terrazas reducidas) desde el lunes, pero muchos no lo han hecho porque no les sale a cuenta con las limitaciones establecidas. Ahora mismo, solo podemos trabajar con la mitad del aforo de la terraza y aunque en posteriores fases se pueda abrir el interior de los locales, se seguirán manteniendo las reducciones de aforo. Durante mucho tiempo, se prevé que esto sea así, por lo que los planes económicos de los negocios saltan por los aires, ya que están hechos sobre la base de unos aforos que se ven notablemente reducidos. Esto sin tener en cuenta posibles rebrotes del virus.
  • Todo apunta a que tendremos menos turismo y por tanto menos clientes, ya que la situación general de la economía doméstica se ha visto afectada por la crisis sanitaria en muchos casos.
  • Hemos estado dos meses sin ingresar absolutamente nada por el cierre obligado, pero muchos hemos tenido que seguir afrontando gastos fijos
  • No queremos cerrar negocios, hacer ERTE ni despedir personal porque no los podemos pagar. Por eso, necesitamos que en estos meses que vienen de menos ingresos de los habituales en un verano normal, el dinero que seamos capaces de generar sirvan para sobrevivir como negocio con personal, a la espera de tiempos mejores.
  • Tengamos en cuenta que el gobierno local incrementó un 30% las tasas de basura y terrazas para 2020 (sin consultas ni negociaciones con el Gremio), pero es que además nadie se esperaba una situación que ya nos ha dejado sin negocios Semana Santa y que también nos afectará en verano.

“No comprendemos cómo el Ayuntamiento nos cita a una reunión para el martes 19 de mayo, cuando el sábado anterior se publica en la web municipal las decisiones que ya han tomado antes de podernos reunir. Lo percibimos como una falta de respeto”


Como Gremio, tenemos que lamentar la respuesta del Ayuntamiento en un momento tan grave. Todos sabemos de otros municipios que sí se han alineado con el sector de la restauración y la hostelería. Nos sentimos especialmente dolidos porque:

  • No comprendemos cómo el Ayuntamiento nos cita a una reunión para el martes 19 de mayo, cuando el sábado anterior se publica en la web municipal las decisiones que ya han tomado antes de podernos reunir. Entendemos que la democracia participativa es uno de los ejes de la gestión municipal, pero está claro que en nuestro caso la participación no ha existido. Lo lamentamos profundamente porque lo percibimos como una falta de respeto a una institución como el Gremio y, además, porque rompe la tradición de negociación y diálogo permanente que nos gustaría se mantuviera entre el Gremio y el Ayuntamiento.
  • Pensamos que la grave situación actual no puede más que buscar un consenso para salir de una crisis que afecta a un sector tan importante para la ciudad como el nuestro. Nos sentimos decepcionados porque es una oportunidad para demostrar que todos queremos lo mejor para Vilanova y salvar tantos puestos de trabajo directos e indirectos que generamos.

Otros municipios sí han exonerado tasas

Finalmente, desde el Gremio queremos decir que la defensa de los legítimos intereses de nuestros asociados está muy ligada a la defensa de una ciudad donde se pueda trabajar y ganarse la vida.

A través de los medios de comunicación y de otros gremios de Cataluña hemos podido ver cómo municipios tan diferentes como Deltebre, Vic, San Carles de la Ràpita, San Sadurní, Tortosa, Terrassa… han exonerado al 100% las tasas y tributos durante todo el 2020, han sido mucho más valientes que nuestro Ayuntamiento. Han visto que el sector de la hostelería es clave para sus municipios y que es uno de los más afectados por los efectos económicos del COVID-19.

Entendemos que es la hora de ver si el Ayuntamiento de Vilanova apuesta por el sector de la hostelería y la restauración, tanto como generador de puestos de trabajo como de prestigio para la ciudad.

Si logramos reflotar el sector, todos saldremos ganando y la misma hacienda municipal acabará teniendo los ingresos deseados en el futuro.

Si no conseguimos salir de este agujero, sin embargo, no habrá ingresos ahora y muy posiblemente bajarán de forma notable en un futuro inmediato debido al cierre de negocios.

Creemos que es la hora de tomar medidas excepcionales y, sobre todo, de tomarlas habiendo escuchado la voz representativa del Gremio de Hostelería de VNG.