Medio ambiente

Vilanova sufre los efectos del temporal Gloria

La borrasca de los días 21 y 22 de enero inundó las playas y provocó la caída de árboles
La playa de Ribes Roges quedó parcialmente sumergida por las olas del temporal Gloria. Foto: Xavi Serrano / Instagram

El temporal Gloria que afectó Vilanova i la Geltrú los días 21 y 22 de enero dejó a su paso playas inundadas por las olas, medio centenar de árboles caídos por el viento, así como otros destrozos en el puerto y en instalaciones deportivas, escuelas, etc. Aunque a diferencia de otras localidades del litoral, donde el temporal Gloria ha devorado playas enteras y ha causado importantes daños materiales, en Vilanova i la Geltrú los efectos causados por la borrasca han sido de menor gravedad.

Aun así, en la playa del Faro se podían observar este domingo los destrozos causados por el temporal: pasarelas levantadas, porterías y canastas de baloncesto caídas, cañerías de suministro de agua rotas…

“En la playa del Faro, el agua arrastró todo el espacio natural. Ahora se tendrá que valorar el coste que supondrá rehacer la zona protegida y hacer las conexiones de las pasarelas”, según ha explicado la alcaldesa de Vilanova, Olga Arnau.

Las canastas de baloncesto y las porterías de futbol de la playa del Faro de Vilanova i la Geltrú no pudieron aguantar el oleaje del temporal Gloria. Esta foto fue tomada el 26 de enero de 2020.
El oleaje del temporal Gloria levantó las pasarelas de la playa del Faro

Las playas se recuperarán

En cualquier caso, las playas de la ciudad han resistido el paso del temporal Gloria y la arena no ha desaparecido, como sí ha pasado en otras localidades del litoral.

“Tenemos la suerte de que en Vilanova siempre se recupera la zona de playa. Normalmente no tenemos que hacer intervenciones de aportación de arena, sino que poco a poco se va retirando al mar“, añade la alcaldesa.

Vientos de 84 km/h

El martes 21 de enero, la estación meteorológica ubicada en la plaça Casernes registró 104 litros / m2 de lluvia acumulada y un golpe máximo de viento de 57 km / h.

En el centro de la ciudad se registraron rachas de viento de hasta 84 km / h, según ha informado el Ayuntamiento.

Durante el temporal se cerraron las escuelas Llebetx, el Margalló y el instituto de Baix-a-Mar.


En Vilanova hubo 30 intervenciones por desprendimientos en fachadas, cayeron 82 señales de tráfico y 18 semáforos dejaron de funcionar


El resto de centros educativos permanecieron abiertos pero Protección Civil aconsejó limitar los desplazamientos, por lo cual muchos alumnos se quedaron en casa.

De hecho, en varios centros educativos hubo caídas de ramas y árboles, rotura de cristales, entrada de agua y afectaciones en el sistema eléctrico, según ha informado el Ayuntamiento.

En las pistas de atletismo cayeron varios árboles, se inundó el pabellón deportivo de la plaza Casernes y entró agua en las pistas de Isaac Gálvez y de la Collada. En el campo de fútbol, se inundó el área situada bajo las gradas.